Cómo afrontar las malas rachas – by David Huerga

By 28/02/2019 Marzo 7th, 2019 Uncategorized

Hola a todos!

Os habla Gerard, de Pokermind.

David Huerga y yo nos hemos animado a escribir sobre el mismo tema desde dos puntos de vista diferentes: “Cómo afrontar las malas rachas”

Paréntesis, si no habéis visto su nuevo podcast ya estáis tardando. Muy top.

Es siempre un tema complicado el de los downswings y más en nuestro mundo. Hoy os traigo el punto de vista de David y como él entiende estos períodos y en unos días publicaré mi versión. (Competencia sana)

Espero que os guste!

Gerard

 

Afrontar malas rachas en el poker desde la objetividad que te hará crecer

 

A nadie le gusta perder, es una verdad que nos han contado desde pequeñitos. Aunque una verdad para la persona que nos lo contó.

La justificación más evidente de por que no nos gusta perder en la vida es porque nos dirigimos en dirección opuesta a donde nos gustaría: perdemos a nuestra pareja y eso nos aleja de construir una familia, perdemos dinero y eso nos aleja de tener ese patrimonio X, suspendemos un examen y eso nos obliga a tener que repetirlo, etc.

Esa a priori parece una verdad innegable, que cuando perdemos, nos tropezamos, fallamos, involucionamos. Y si asumimos esto queda bastante claro que el equivocarse es malo en la vida, en el poker y en todos los sitios.

Aunque podemos desmenuzar esto un poco, creando 2 razones por las que algo no sale como deseábamos, y si bien es cierto que luego se puede ramificar cada una de múltiples maneras, no necesitamos profundizar tanto para cambiar el paradigma.

  1. Podemos equivocarnos porque lo juzgamos con ojos del que ya realizó la acción. Esto quiere decir que antes de cometer ese error jamás le habríamos llamado error.¿Por qué? Pues porque tomamos la mejor decisión con la información que teníamos en ese instante. Lo que ocurrió es que después de realizar la acción obtuvimos más información y nos dimos cuenta de que podríamos haberlo realizado de una manera mejor.Y con ese nuevo aprendizaje afrontamos de nuevo el obstáculo, esta vez, con un poco más de información y un análisisAsí, como si de un videojuego se tratara, vamos realizando acciones que creemos perfectas y que según avanzamos nos damos cuenta de nuestra ignorancia.
  2. Existe una segunda manera de equivocarse y es la de realizar una acción por debajo de como podríamos hacerlo en base a nuestras habilidades.Y esto simplemente es porque somos seres humanos, somos seres emocionales que justificamos con la razón nuestras acciones.Para mejorar esto hay que centrarse en uno mismo: hábitos, creencias, sistemas, círculo de influencia personal.

La atención que debemos prestar en cada uno de estos momentos o procesos es diferente.

En la segunda, donde actuamos por debajo de nuestras capacidades, debemos centrarnos en crear unas pautas que nos ayuden a hacer lo que sabemos y no limitarnos a saber lo que hacemos pero haciéndolo mal.

Es aquí donde Pokermind tiene un gran peso y ayuda a crear esta mentalidad ganadora, a través de cambio de creencias (Reto Disciplina, SUPER TOP), hábitos y sistemas (app de Pokermind junto con su planificador).

Sobre el primer tipo de error es sobre el que me quiero centrar.

Cómo reentender los errores

Esto que llamo error para un fácil entendimiento de este texto ahora mismo, ya que te han enseñado que se llama así, no es un error.

No es un error algo que cuando lo ejecutas lo haces en el máximo de tus conocimientos aunque te dirijas en dirección opuesta a donde quieres ir.

Y déjame que te siga rompiendo este paradigma que aún no acabas de comprar.

Los humanos muchas veces creemos que la línea recta es la óptima y que todo lo que no sea esa línea trazada con perfección con escuadra y cartabón es no ir a la velocidad que podríamos.

Pero el mundo es mucho más complejo que esto.

Nuestra mente humana nos dice que cada paso para retroceder nos aleja de nuestra meta, y ahí se queda, no analiza más allá, o por lo menos no para entender los beneficios de la acción.

Pero yo quiero decirte, después de 9 años y medio jugando al poker, la mayor parte como profesional, haber emprendido varios negocios, realizado varias inversiones, y dado clase y puesto el dinero para jugar a decenas de jugadores de poker, que el tropiezo más feroz es tu aliado si sabes utilizarlo a tu favor.

¿La razón?

Muy simple. El mundo no va de líneas rectas con escuadra y cartabón, y esos pasos que te hacen retroceder un día son los que otro te hacen avanzar más de lo que merecías por las acciones propias del día, aunque lo más importante reside en el feedback, la información, que recibes de realizar tu acción.

Acción constante implica información entrante constante, y siendo objetivos y analíticos con esta información progresaremos más rápido que llorando por lo que no sale como queríamos.

Esta mentalidad del ¨equivocarse nivel 1¨ también viene generada de dos puntos, idénticos a los que podemos ver en el mundo del poker.

1. Expectativas

Y es que muchas veces cuando estamos jugando al poker deseamos ganar esa sesión y la siguiente y la siguiente. De forma que cuando no se cumplen dichas expectativas nos frustramos e irritamos porque en nuestra mente anticipamos los beneficios que a priori vamos a recibir.

Y esto es porque somos humanos y estamos configurados a nivel biológico así y porque la sociedad nos tiende a educar en esta línea: en la de pensar en los beneficios de la tarea que estamos realizando, de forma que nos evadimos del presente, de ahí que se hayan puesto de moda un montón de prácticas en la última década, desde Tai Chi, pasando por Yoga, Mindfulness, o diferentes clases de meditación.

Aunque el matiz más importante para desvincularse de la expectativa sería el de fluir y la gratitud.

  • Cuando estás en flujo es porque has conseguido entender y crear unas acciones en las que su única finalidad es la acción en sí misma, sin esperar nada más lejos que ejecutar la acción. A pesar de que exista un beneficio futuro, nuestro foco y atención está en el ahora.Esto hace que no se genere frustración con el resultado de la misma porque nos daba igual, ya que la ejercíamos por la actividad en sí misma.
  • Cuando practicas la gratitud te das cuenta de que todo lo que tienes en el presente es lo único que necesitas, de forma que no tener algo que deseas tener es irrelevante (proyección de futuro de adelantar la recompensa y que genera ansiedad).

2. Comprensión de la realidad

No comprender la varianza, swings, ciclos de la vida. Y es que al igual que en el poker, en la vida hay varianza. Y en realidad en la mayoría de las actividades y áreas profesionales existe más varianza de la que imaginamos.

Comprender que la vida tiene sus ciclos nos hace entender que no podemos ir sumando todos los días de forma lineal y que cuando un día ¨perdemos¨ (respecto al objetivo marcado, que suele ser tangible) en realidad no tenemos que perder.Solo perderemos si lo medimos por el resultado tangible.

Como decir que una sesión de 2.000 manos no valió la pena porque hemos perdido.

Esta forma de orientar los resultados y la vida es muy básica.

Esta forma de entender la vida habla de que solo aquello que vemos con nuestros ojos existe, y si eso fuera cierto, tú ahora mismo no podrías estar leyendo este texto ya que el internet inalámbrico o por satélite no se ve.

Tampoco se ven muchas otras cosas, sentimientos, emociones, pensamientos, etc, y no por eso las ignoramos.

Pero hay algo que puedes hacer, que puedes mirar, que puedes comprobar de forma racional para darte cuenta de que los ciclos existen: analiza la historia, siendo objetivo.

No va de tener razón o no, va de cosas que han ido ocurriendo, en el mundo de la inversión, de las empresas, de la geopolítica, de la naturaleza.

Con este punto de vista diferente os traigo que el equivocarse deberíamos juzgarlo mucho más que la sociedad en realidad no penaliza tanto: el rendir por debajo de nuestras habilidades técnicas pero que las emocionales (incluyendo aunque no son puramente, hábitos, creencias, sistemas…).

Es la emoción la que nos hace no ser nuestra mejor versión.

Y es gracioso, porque admiramos a toda esa gente que ha llegado bien lejos, admiramos esas medallas, esos millones, coches, e imperios, pero no admiramos la semilla, el detonante: la mentalidad.

Y esa mentalidad parte de tener unas creencias, hábitos, sistema que nos ayuden a avanzar y no a frenarnos.

Me parece importante hacer un último matiz ya que ahí fuera suele ir unida esta filosofía a una de no conformismo y no disfrutar del momento porque estamos obsesionados con los objetivos.

Así que te digo:

Recuerda que…

El objetivo es tu guía,
no tu fuente de felicidad.

El camino lo es todo,
y apreciar ese todo te dará lo que
el otro todo jamás te podrá dar.

Si te duele el pecho,
ayuda a otros a cuidar su dolor.

Si te caes, disfruta de las vistas y pregúntate que hay de valioso,
y olvídate de levantarte rápido por el que dirán.

Si no te equivocas es que no haces tanto como podrías.

Si te equivocas más de lo que puedes tolerar,
algún día serás más grande de lo que puedes imaginar.

Si juegas a un videojuego con las instrucciones incompletas
no podrás disfrutar de todo lo que tiene el juego para aportarte.

No existe mayor error que
el no aprender del ¨error¨.

La actitud, disciplina y determinación deben imperar para tener una vida feliz,
ya que una clave de la felicidad es la gestión eficiente de uno mismo.

Al final de tus días no te arrepentirás de horas, días
o años perdidos en los que lloraste cosas materiales,
sino que te arrepentirás por haber dejado escapar personas y sueños.

David Huerga

Leave a Reply

Para aplicar al Reto de disciplina 1 a 1 es necesario hacer una llamada conmigo para conocerte y escoger a los candidatos con los que encaje mejor.

 

Solo 1 plaza disponible al mes.

Compartir
Twittear