10 Razones por las que deberías prepararte (antes de cada sesión)

By 02/04/2018noviembre 2nd, 2019hábitos, Pokermind, warm up

Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Palabras: 873

1- Reciprocidad

Entre dos zonas con temperaturas diferentes corre el viento, entre diferentes alturas cae el agua, entre diferentes jugadores de póquer fluye el dinero.

Todo lo que hagas diferente a tus rivales, dentro y fuera de las mesas, va a generar un movimiento de $$$. Tu decides en qué dirección.

Entre dos jugadores igual de competentes, si uno se prepara antes de jugar y el otro no, ¿quién tendrá mejor winrate?

¿Te puedes imaginar un atleta profesional que no se prepare antes de competir?

 

2- Ganarás disciplina y confianza

Marcarte una rutina que sabes que es lo mejor para tu juego y seguirla a diario es un entrenamiento para tu disciplina.

¿Cómo te sientes cuando no haces lo que sabes que deberías hacer?

Personalmente, yo me siento mal.

Tu confianza como jugador tiene que estar ligada a lo que puedes controlar y medir y no a tus resultados. Estudiar, progresar, prepararte, cuidar tu rendimiento, mejorar el tilt, mejorar tu estado emocional, seguir jugando bien cuando runeas mal…si haces todo esto vas a estar satisfecho contigo mismo y tu confianza será inquebrantable, ahorrándote así uno de los efectos de runear mal.

Sé disciplinado, haz lo que sabes que deberías hacer, y te importarán menos los resultados.

 

3- Anclaje

Cuando una rutina se convierte en un hábito, el propio hecho de empezar la rutina genera efectos positivos porque tu mente asocia hacer ese hábito con el estado mental y emocional resultante.

Si te preparas a conciencia antes de una sesión, y esa preparación te ayuda a sentirte en tu mejor nivel, solo el empezar a prepararte va a inducir en ti ese estado.

Y cuánto más repitas ese hábito, más anclado estará y más efectivo será.

 

4- Empezarás la sesión al 100%

Si no te preparas, tu nivel de juego va a ser aleatorio, un día bien, otro día mal, y no sabrás ni por qué.

Además, empezarás muchas sesiones fuera de tu juego, algo que te puede costar dinero y puede facilitar que entres en tilt, arruinando el resto de la sesión.

Prepararte te va a ayudar a empezar a tope, no dejando espacio para los errores tontos del principio y asegurarte que estarás en tu mejor estado para afrontar las situaciones adversas y el tilt.

 

5- Cambiarás tu estado

Cada día es diferente y tu estado mental/físico/emocional varía.

El primer paso en el calentamiento debería ser hacerte consciente de tu estado antes de jugar y poder detectar si es adecuado para hacerlo o no. Si no lo es, poder tomar acciones para cambiarlo antes de que te cueste errores, tilt y dinero.

Te evitarás jugar en tus peores momentos y, en caso de jugar, habrás tenido margen para centrarte y cambiar tu estado.

 

6- Tu calidad de juego será más constante

Desarrollando esta rutina, tu nivel de juego va a ser más constante. Vas a estandarizar tu manera de prepararte y vas a ser capaz de replicarla para rendir a un alto nivel siempre que quieras. Así disminuirás la varianza de la calidad de tu juego y jugarás mejor más tiempo.

 

7- Compartimentar el póquer

Preparándote antes de la sesión vas a crear un espacio de transición entre la rutina diaria y la sesión de póquer, evitando que la primera afecte a la segunda.

 

8- Jugarás más

Las tres causas principales de no meter volumen son:

  • No sentirte bien para jugar: normal! El póquer es duro y el grinding se puede hacer muy largo pero esa excusa te hace jugar menos de lo que quieres. Haz el calentamiento, y si aún así cuando lo terminas realmente no te sientes bien para jugar, no juegues, pero la mayoría del tiempo verás que solo era una excusa.
  • Cerrar la sesión por tilt: si estás jugando mal es inteligente cerrar la sesión. Pero si te preparas correctamente vas a disminuir el tiempo que pasas jugando mal y vas a fortalecer tu resistencia contra el tilt por estar en mejor estado mental. Así reducirás las sesiones que cierras por tilt.
  • No tener objetivos: si no quieres llegar a ningún sitio serás mucho más vulnerable a tus propias excusas y encontrarás mil razones para cerrar la sesión o no jugar. Lee el siguiente punto.

 

9- Alcanzarás tus objetivos

La única manera de llegar a ellos es determinarlos, escribirlos y recordarlos cada día.

Incorpóralos a tu calentamiento y estarás más motivado a la hora de jugar y incrementarás las probabilidades de llegar a ellos.

Tener claros tus objetivos y recordarlos regularmente también te ayudará a levantarte en los malos momentos.

 

10- Te centrarás en lo que realmente importa

Una buena preparación te hace recuperar la perspectiva y centrarte en lo que realmente importa: tu esfuerzo, tus decisiones, tu mentalidad.

El póquer es muy tricky, te engaña, te mueve, sube y baja. Es fácil perderse en las largas horas de grinding.

Hace falta recordarse cada día «por qué» estás aquí, por qué has decidido jugar a póquer, por qué has decidido tomar este camino. Recordar las razones y recordar la importancia que tienen para ti.

Hacerlo además es un gran antídoto contra el tilt.

No hay bad beat que cambie el hecho de que tienes el privilegio de dedicarte a esto.

 

Bonus point: $$$

¿Crees que estas razones pueden hacerte ganar más dinero?

Pokermind es la herramienta para ayudarte a hacer lo que sabes que deberías hacer y llevar tu juego al siguiente nivel. Para aplicar la teoría del juego mental y no solo decir que sabes que es importante. Para hacer algo para tomar el control de tu rendimiento cada día y comportarte como un verdadero profesional.

Regístrate hoy y recibirás:

  • Prueba gratis de 14 días a Pokermind.
  • Un curso gratuito de 6 emails con las claves para ser un jugador profesional.
  • Cuatro guías gratuitas que te ayudarán a cambiar tus hábitos y a mejorar tu juego mental.

Leave a Reply

Share via
Copy link