Zanshin: el arte de rendir cada día a tu máximo nivel

Palabras: 2033

Tiempo estimado de lectura: 7min 30seg

*Este artículo está basado en este otro del blog de James Clear. Creo que es un artículo perfecto, increíblemente valioso para nosotros, los jugadores y no podría hacerlo mejor que él. Así que he decidido utilizarlo como base, comentarlo y aplicarlo al póquer. Te recomiendo leer el artículo original.

 

Si eres un jugador que se preocupa por rendir a su máximo nivel cada día, este es el artículo para ti. Es una frase que yo utilizo siempre en Pokermind porque es, para mí, nuestro objetivo real. Todo lo que hacemos debería ser para maximizar nuestro rendimiento porque eso es lo que, a corto plazo, nos hace estar satisfechos de quienes somos, y porque, a la larga, nos ayudará a conseguir todos nuestros objetivos.

En este artículo vas a encontrar consejos para:

  • Tener una confianza más estable en tu juego.
  • Mejorar más rápidamente, tanto el juego técnico como el mental.
  • Jugar cada día lo mejor que sabes.
  • Aprender a centrarte en el proceso y no en los resultados, aka, ser menos resultadista.
  • Y a llevar estas prácticas a todo lo que haces.

Espero que lo disfrutes tanto como yo disfruté el artículo original.

Vamos a ello.

El contexto

En Japón, el tiro con arco es un arte marcial ancestral practicado por los samuráis. En los años 20, un profesor alemán llamado Eugen Herrigel se mudó a Japón. Para aprender más de la cultura japonesa, empezó a hacer clases de tiro con arco con un arquero legendario llamado Awa Kenzo.

Durante los primeros cuatro años de clases, Herrigel solo tenía permitido disparar a un objetivo a 2 metros de distancia.

Gerard: Y con esto llegaron los primeros aprendizajes que Kenzo quería enseñarle y que te quiero comentar:

1. Los principiantes tienen que aprender a la perfección los fundamentos de lo que están aprendiendo antes de empezar la práctica real o antes adquirir conocimientos más profundos.

Los fundamentos son muy importantes. No solo porque son la base de cualquier práctica, sino porque son el faro que te guiará cuando todo vaya mal.

Si rápidamente pierdes la confianza en tu juego cuando no tienes los resultados que esperas, puede ser que sea por no tener unos fundamentos sólidos con los que tomar tus decisiones. Si tienes claro tu proceso de pensamiento lógico detrás de tus decisiones, el resultado te importará menos.

En este primer concepto también se ve la importancia de no adquirir nuevos conocimientos si los previos no están bien asentados. No es algo que solo se aplica para los principiantes.

Si los fundamentos son débiles, la casa será inestable. El estudio de muchos jugadores se centra en ver más y más situaciones, pasando por encima por cada una de ellas pensando que ya es suficiente estudio. O viendo un vídeo, y pensando que ya han aprendido algo. No es una buena praxis si tu objetivo es mejorar constantemente.

La alternativa es estudiar poco contenido a la vez, pero muy a fondo, y revisarlo a diario después de jugar para ver si está siendo efectivo o no y qué partes faltan interiorizar. Y solo una vez perfeccionado, pasar a estudiar el siguiente concepto.

Estudio – preparación – ejecución – revisión.

Referido como «The process model», en el libro «El juego mental del póquer 1», de Jared Tendler. Y la base sobre la que están construidas las rutinas de Pokermind.

Este es el proceso clave para mejorar cualquier habilidad, mental y técnica, de la forma más rápida. Es la manera para maximizar la eficiencia del tiempo que pasas estudiando y jugando.

 

2. No importa el tiempo que tardes en conseguir tu objetivo. ¿Qué importa que sean semanas, meses o años si realmente es importante? Que tardes más o menos, no suma ni resta importancia a tu objetivo.

Esta idea ya implica varias cosas:

Primera, que realmente sabes lo que quieres y has escogido los objetivos que te motivan de verdad.

Este paso parece trivial pero no lo es, tendemos a perseguir los objetivos que parecen más atractivos y muchas veces por motivaciones que no son internas, sino externas.

«Para ganar dinero, para tener éxito, para ser respetado, para demostrarles que valgo, por puro ego, para hacerme famoso, para atraer atención, para ganar respeto, para ligar más, para que me haga feliz…»

Perseguir un objetivo que en el fondo no quieres, solo para obtener algo externo, es la receta perfecta para sentirte insatisfecho toda la vida.

Primero, porque cuando te encuentres con dificultades no tendrás ninguna fuerza real detrás para superarlas, y segundo, si lo consigues, te darás cuenta de que «tampoco era esto», y pasarás a perseguir la siguiente idea atractiva en el momento.

Lo importante es el proceso! No el objetivo en sí. Lo importante es lo que haces cada día y la persona en la que te conviertes mientras persigues ese objetivo. Ese es el valor real. Entonces, cuánto más tardes, ¡incluso mejor!

Más tiempo para mejorar, más tiempo para aprender y disfrutar del proceso.

 

3. Lo importante no es el resultado, lo (único) importante es como afrontas la práctica de esa acción. El resultado es una consecuencia de ello, no es lo que tienes que perseguir.

Muy importante el tercer punto también para nosotros. No podemos controlar los resultados directamente. Lo que controlamos es lo que hacemos nosotros: nuestro estudio, nuestra preparación, nuestra mentalidad, nuestras decisiones, nuestra actitud, nuestro esfuerzo,…

Los resultados son una consecuencia de todo esto. Son una consecuencia de todo lo que hemos hecho ANTES del resultado y ese debería ser nuestro foco a diario. El profesional se centra exclusivamente en lo que él controla.

Esta también es una manera de tener una confianza más estable y que no se derrumbe cada vez que runeas mal. Si estás cada día satisfecho de lo que has hecho, ¿qué importa si ganas o pierdes? Tu confianza nacerá de las acciones que controlas. O sea, tu confianza dependerá de ti.

Gerard: Bien, ideas muy potentes.

Volvamos a la historia…

Para demostrar estos puntos, Kenzo le dice a Herrigel que vaya a verlo disparar al atardecer. Para que se dé cuenta de que la manera de cómo afrontar el tiro es lo más importante para obtener el resultado deseado.

Una vez se puso el sol, los dos hombres se dirigieron al punto de tiro, ahora con el objetivo escondido en la oscuridad.

El maestro procedió a seguir su rutina de tiro habitual y disparó la primera fecha.

Inmediatamente después, Kenzo sacó la segunda flecha y disparó de nuevo hacia la noche.

Herrigel se dirigió corriendo hacia el objetivo para inspeccionarlo. En su libro escribió «Cuando iluminé el objetivo, descubrí que la primera flecha dio exactamente en el medio, mientras que la segunda había roto la cola de la primera y se había asentado finalmente al lado.»

Kenzo había dado doble bullseye sin ver el objetivo.

Todo es apuntar

Los grandes maestros arqueros enseñan que «todo es apuntar». Dónde pones los pies, cómo coges el arco, cómo respiras mientras liberas la flecha – todo esto determina el resultado.

En el caso de Kenzo, él era tan consciente sobre este proceso que era capaz de replicar exactamente los mismos pasos incluso sin ver el objetivo.

Esta total auto-consciencia del cuerpo y de la mente en relación al objetivo es llamada zanshin.

Zanshin también se refiere al estado de la concentración relajada. (un concepto también visto en el juego interior del tenis. En otras palabras, la mente totalmente concentrada en la acción y centrada en la tarea presente.

Zanshin significa estar constantemente consciente de tu cuerpo, mente y alrededores sin estresarte. Es un estado de alerta sin tensión.

En la práctica, Zanshin tiene un significado aún más profundo. Zanshin significa escoger vivir tu vida con intención y actuar siempre con propósito en vez de ser víctima de las circunstancias.

Gerard: Esta parte es increíble. Mucho oro que minar, mucha sabiduría.

1. Todo es apuntar. De nuevo nos recuerda que lo MÁS importante es el proceso.

En el caso del póquer, lo más importante es cómo has dormido, cómo empiezas el día, cómo alimentas tu mente, cómo te preparas antes de la sesión, cómo es tu proceso de toma de decisiones, cómo respiras durante la sesión, qué lenguaje interno tienes, cómo estás sentado, a qué prestas atención… – y los resultados son una consecuencia de todo esto.

2. Concentración relajada. Un concepto que aparece en toda la bibliografía que puedas leer sobre rendir a un alto nivel. Significa estar atento a lo que está sucediendo dentro y fuera de ti para maximizar tus probabilidades de éxito, pero haciéndolo de tal modo en el que no hay tensión, no hay un sobreesfuerzo.

Es una concentración natural que deja margen para expresar tus habilidades naturales y poder tomar decisiones sin miedos, sin preocupación por el futuro ni por el pasado, sin tensión. Es una curiosidad permanente en el momento presente para estar atento a toda la información a tu alcance sin estresarte. Es la máxima expresión del alto rendimiento y es como meditar.Jugar a póquer a un alto nivel es una práctica meditativa.

3. Zanshin es vivir con intención y propósito, es vivir siendo proactivo, creando la vida que quieres en vez de esperar que el exterior te lo dé y quejarte cuando no te lo da, es ser un ejemplo para los de tu alrededor, es dejar de ser una víctima. Zanshin es tao, es el camino.

El enemigo de la mejora

Hay un proverbio japonés que dice, «Después de ganar la batalla, apriétate el casco.»

En otras palabras, la batalla no termina cuando ganas. Solo termina cuando te vuelves perezoso, cuando bajas la guardia, cuando pierdes el compromiso con lo que te has marcado, cuando dejas de prestar atención. Esto también es zanshin, el acto de vivir con atención sin importar si has ganado o perdido.

Porque de nuevo, lo importante es el proceso, es lo que haces, no es el resultado.

El enemigo de mejorar y del éxito no es ganar o perder. Es el aburrimiento, el cansancio, la falta de concentración, la desmotivación, la pereza, las excusas, la procrastinación, el placer inmediato…

El enemigo de la mejora es despreciar el proceso porque el proceso lo es todo.

Gerard: Top. Cada párrafo del artículo es increíble.

1. La batalla no termina cuando has ganado una mano o una sesión. En realidad, la batalla nunca termina. Zanshin es un hábito. Es algo que se hace siempre. No es una línea de meta.

Ser un ganador se hace, no se consigue. Cuando dejas de cuidar el proceso, cuando dejas de cuidar todo lo que tú controlas, has perdido.

2. «Apriétate el casco«. Es decir, no solo NO has ganado nada por tener un resultado en concreto, sino que lo mejor que puedes hacer es apretar aún más.

Es muy típico en el póquer ver jugadores que se conforman y abandonan todo lo que estaban haciendo solo porque han tenido una buena racha. Y se sobreconfían, y piensan que ya no tienen que hacer nada, que ganar es fácil y que van a seguir ganando. Y entonces llegan las hostias más grandes…

Después de ganar, más atento que nunca en el proceso porque es cuando más vulnerable eres a los engaños de tu propia mente.

Gerard: venga, último sprint.

El arte del Zanshin en el día a día

Vivimos en un mundo obsesionado por los resultados. Estamos obsesionados por ver si la flecha da o no al objetivo. Si en vez de eso pusiéramos la misma energía e intensidad en el proceso, entonces tendríamos mejores resultados solo como efectos colaterales.

La clave es no preocuparse por si das al objetivo o no. La clave es enamorarte del aburrimiento de esforzarte, de meter el trabajo cada día y recibir con los brazos abiertos cada parte del proceso. La clave es coger ese momento de zanshin y llevarlo a todo lo que haces en la vida.

No es el objetivo lo que importa, no es el resultado, no es la línea de meta. Es la manera como encaras el objetivo lo que importa. Todo es apuntar. Zanshin.

Gerard: Centrarnos en los resultados nos hace perder la cabeza. Nos hace adictos a la valoración externa y a la gratificación inmediata porque pasamos a quererlo todo ya, como nosotros decimos, y lo más rápido posible. Es la peor mentalidad para jugar a póquer. La clave es hacer cada día lo que sabes que tienes que hacer. Así te sentirás satisfecho cada quién eres y de lo que haces, y, en consecuencia, tendrás mejores resultados.

Comparte el artículo por favor. 😉 

Leave a Reply

Share via
Copy link