Cómo aprender del 2019 para crushear 2020

Palabras: 3030
Tiempo estimado de lectura: 11 minutos

Introducción

2019 game over.

2020 está aquí.

Toca hacer balance y planificar.

¿Por qué?

Pues porque el tiempo VUELA de una manera aterradora.

Cierras los ojos, los abres y puf, un año más.

Tempus fugit.

Cuando pasa un año y veo que no lo he aprovechado, me da una sensación horrible.

En el momento, en un instante de decisión, en el día a día, es muy fácil posponer, tirar por el camino fácil, buscar la comodidad…pero un poco aquí y un poco allí se convierte en mucho.

Se convierte en tiempo perdido que nunca será recuperado.

El tiempo no va a pararse.

Solo podemos sacar el máximo del que tenemos para que cuando llegue 2021, miremos atrás y nos salga la mejor p*** sonrisa del mundo y poder decir «OH YES, esto ha valido la pena.»

Para ello, primero es aconsejable hacer balance del 2019.

No para sentirnos mal, no para machacarnos, no para obsesionarnos con nuestros errores, sino para aprender y crear soluciones para maximizar el 2020.

A partir de allí, podremos planificar el 2020 con más conocimiento y buscando soluciones para los obstáculos que nos han frenado en el último año, en vez de establecer objetivos arbitrarios, irrealistas y sin ningún plan detrás para ejecutarlos.

 

¿Por qué es tan importante revisar?

El hecho de hacer un ejercicio de revisión te ayudará a observar la realidad con claridad, a tomar responsabilidad sobre lo que ha sucedido y a hacer los ajustes necesarios para poner tu vida en la dirección que tú desees, en la dirección de tus objetivos.

El camino es una línea entre dos puntos.

El punto B es donde queremos llegar, el punto A es ahora

Sin definir el punto A, sin saber de dónde partimos, es muy difícil dibujar ese camino.

Tu situación actual es responsabilidad tuya y tú tienes también la responsabilidad de mejorarla si no te gusta.

Toca ser totalmente honesto y vulnerable contigo mismo y observar tu situación de manera objetiva.

 

Práctica deliberada

Revisar es un paso esencial de lo que se llama la «práctica deliberada» o lo que Jared Tendler denomina en su libro «El Juego Mental del Póquer 1», «The Process Model».

La práctica deliberada es un proceso de aprendizaje que se centra en mejorar constantemente y en incrementar la calidad del tiempo que inviertes en lo que quieres mejorar.

Las fases de la práctica deliberada son:

  1. Estudio: aprender la materia que vamos a practicar. Dominar el sujeto.
  2. Preparación: prepararnos antes de ejecutar para maximizar nuestro rendimiento.
  3. Ejecución: tomar acción.
  4. Revisión: reflexionar sobre la ejecución para aprender, guiar de nuevo el estudio y reajustar el camino.

Es el modelo que debería seguir cualquier profesional en su día a día. Yo tengo estructuras de preparación/revisión de mis días (rutina de mañana y rutina de noche), de mis sesiones (warm up y cool down) y de mis años, en lo que nos centramos aquí (revisión 2019 y planificación 2020).

Repito el foco global que no tenemos que perder de vista: APRENDER del pasado para mejorar un poco cada día y aprovechar al máximo nuestra vida.

¿Qué objetivo puede haber mayor que este?

 

Revisión 2019

Toca sacar la libreta o abrirte un documento word o google, lo que te vaya mejor.

Vamos a hacer una revisión desde dos marcos distintos:

  1. Números, datos, estadísticas. La parte más fácil. Los números de póquer. Aquí queremos quedarnos con los hechos concretos.
  2. Sensaciones, emociones, satisfacción. La parte más difícil. Serán preguntas cualitativas sobre tu año, tus aprendizajes, tus relaciones, tu felicidad, etc.

El póquer siempre tiene dos vertientes, una económica y una emocional, y «perder» el año o no cumplir tus objetivos, o al revés, tener éxito, tienen impacto en las dos vertientes. De nada sirve tener mucho dinero y estar insatisfecho.

Consejos

Antes de empezar, unos consejos para que te sea útil hacer el ejercicio y el tiempo que invertirás en él:

  • Cierra todas las distracciones, concéntrate. Dirige todo tu ancho de banda hacia este ejercicio.
  • Sé totalmente honesto contigo mismo. Es un ejercicio para ti pero somos las personas más fáciles de engañar. Si no lo haces, te estarás poniendo el palo en la rueda. Entiende que la gente que se miente a ella misma lo hace para no sentirse mal, para evitar dolor, pero eso es a costa de mantener los problemas de siempre. Sé honesto, quizá duele en el momento pero a largo plazo es lo mejor que puedes hacer para ti y las personas de tu alrededor.
  • Fuera excusas también en las respuestas. Responsabilízate de lo que ha ido mal y de lo que ha ido bien. Céntrate en ti, no en culpar lo que no puedes controlar.
  • Tómate un tiempo para contestar cada pregunta, no se trata de terminar rápido si no de que sea útil para todo el 2020. Si vas a hacer el ejercicio de manera superficial, mejor no lo hagas porque estarás perdiendo el tiempo.

Cuestionario

Primero, si te pregunto que me resumas tus últimos 12 meses en una palabra, ¿cuál sería? Lo primero que te venga a la cabeza.

1. Póquer

    1. Volumen que has hecho mes por mes y cuál era tu objetivo inicial.
      1. ¿A qué % te has quedado de tu objetivo?
      2. Si no has cumplido lo que querías, ¿por qué crees que ha sido? ¿Qué ha fallado?
    2. Horas de estudio promedio al mes y el objetivo que tenías. ¿A qué % te has quedado?
    3. ¿Has revisado tus manos con regularidad? ¿Con qué frecuencia?
    4. Valora del 1 al 10 tu grado de mejora como jugador durante este año.
    5. Resumen: ¿qué tiene que cambiar en 2020?

2. Mentalidad

    1. ¿Has preparado y revisado tus sesiones con regularidad (warm up y cool down)?
    2. % del tiempo que has pasado jugando a tu mejor nivel.
    3. En general, ¿qué problemas crees que has tenido en tu juego mental?
      1. ¿Qué coste económico crees que han tenido? ¿Y emocional?
      2. ¿Has hecho algo para mejorarlos?
    4. Resumen: ¿qué tiene que cambiar en 2020?

3. Lifestyle

    1. ¿Has hecho ejercicio? ¿Con qué frecuencia? ¿Cuál era tu objetivo?
      1. Ponte una nota del 1 al 10.
    2. ¿Cómo ha sido tu alimentación? ¿Es lo que habías planeado?
      1. Ponte una nota del 1 al 10.
    3. ¿Qué tal has dormido/descansado durante el año? ¿Estás contento con tu rutina de sueño?
    4. ¿Has planificado tus días? ¿Tenías claro qué hacer en el día a día?
    5. ¿Has revisado el progreso de tus días regularmente? ¿Cómo?
    6. Resumen: ¿qué tiene que cambiar en 2020?

4. Objetivos

    1. ¿Tenías claros tus objetivos al principio de año/mes/día?
    2. ¿Qué objetivos has conseguido y cuáles has fallado? Lista.
      1. ¿Por qué crees que así ha sido en cada uno de ellos?
    3. ¿Cómo de disciplinado/productivo has sido del 1 al 10?
      1. ¿Por qué?
    4. ¿Cuáles son las actividades que más has utilizado para procrastinar?

5. Felicidad

    1. ¿Cuáles han sido tus tres mejores logros del año?
      1. ¿Cómo han sucedido?
      2. ¿Cómo puedes replicarlos en 2020?
      3. ¿Cómo podrías haber conseguido lo mismo pero en un 20% del tiempo?
    2. ¿Cuáles han sido tus tres fracasos del año?
      1. ¿Cómo han sucedido?
      2. ¿Qué puedes aprender de ellos? ¿Cuál es la lección?
      3. ¿Cómo podrías haberlos prevenido?
    3. Que quieres haber:
      1. Hecho más a menudo
      2. Hecho menos a menudo
    4. ¿Durante qué período del año has estado más….?
      1. Feliz
      2. Infeliz
      3. Estresado
      4. Satisfecho
        1. ¿Qué hacías en cada uno de esos momentos?
    5. ¿Si miraras objetivamente a tus acciones de estos 12 meses como si las hiciera otra persona, qué pensarías de esa persona? ¿Qué objetivos y ambiciones tiene? ¿Qué es importante para él/ella? ¿Qué miedos tiene?
    6. Si tuvieras 80 años y recordaras estos 12 meses, ¿qué te dirías a ti mismo? ¿Qué consejo te podrías dar?
    7. Valora tu nivel de satisfacción personal de estos 12 meses del 1 al 10. ¿Por qué?
      1. ¿Qué podrías haber hecho para que fuera un 10?

6. Final

    1. ¿Cómo te sientes haciendo este ejercicio y reflexionando sobre tus últimos 12 meses? ¿Qué sientes…qué piensas?
    2. ¿Qué has aprendido haciendo esta revisión? Haz una lista de las conclusiones.
    3. ¿Qué crees que es lo que deberías mejorar? Haz una lista de las mejoras.

 

Digerir el ejercicio

Este ejercicio puede ser muy intenso emocionalmente. Hay personas que me han dicho que se han puesto a llorar mientras lo hacían.

Tomar responsabilidad no es fácil, por eso te felicito si lo has hecho y has llegado hasta aquí. Es un paso necesario para hacer del 2020 tu mejor año hasta la fecha.

Si eres de los que ha crusheado el 2019, felicidades nuevamente.

Lo importante es que detectes qué es lo que te ha ayudado a tener un 2019 tan bueno y que A) lo repliques, B) prevengas lo que puede fallar, C) detectes pequeñas mejoras que puedes hacer.

Si no avanzas, retrocedes, así que no te tomes lo que has conseguido como algo permanente.

Lo que has conseguido es gracias a lo que has hecho de manera consistente durante este año. Si lo dejas de hacer, pierdes sus beneficios.

Si eres de los que no está contento con su año, seguramente no ha sido fácil hacer el ejercicio.

Pero no importa dónde estés, por mal que te sientas o por bien que te haya ido, lo único importante es qué vas a hacer a partir de ahora.

Los mayores arrepentimientos de los jugadores de póquer son el tiempo perdido y no escuchar esa voz sabia que todos tenemos en la cabeza y nos dice lo que tenemos que hacer.

No quiero que a final de 2020 sientas que estás igual, es demasiado desastroso, triste, me rompería el corazón. Quiero ayudarte.

Imagínate ahora cómo te sentirías si en un año no ha cambiado nada. ¿Cómo sería esa situación?

Hazlo, haz una mini redacción como si estuvieras en el colegio. Describe cómo sería, cómo te sentirías, a dónde se dirige tu vida si nada cambia… y luego lee la redacción cada día durante el resto del año.

Utiliza el dolor como combustible.

Como dice Anthony Robbins, los seres humanos nos motivamos con la idea de huir del dolor o con la idea de ir hacia el placer y muchas veces el dolor es más motivante, sobre todo al principio.

Todo esto no es para que te sientas mal, es para aprender. Para sacar datos, conclusiones, aprendizajes, que puedas traducir en acciones concretas que te ayuden a aprovechar tu vida.

El póquer nos da mucha libertad pero también requiere de una gran responsabilidad.

Es muy fácil caer en la procrastinación y la comodidad cuando todo lo que tenemos que hacer como jugadores NO parece urgente.

Cuando parece que vas a tener tiempo siempre…más adelante…

«Mañana ya recuperaré las horas.»

«Mañana ya estudiaré.»

«El mes que viene ya me esforzaré para grindear.»

«Mañana ya empezaré a irme a dormir cuando toca.»

Y el mañana se convierte en nunca y entonces llegamos a aquí…y es una gran mierda.

 

Creencias

Tú no eres el problema.

Es tu sistema que está mal, tus rutinas, tus hábitos.

Puedes cambiar el sistema, puedes aprender.

El problema es cuando asocias tus fallos a tu persona. Cuando personificas tus acciones.

Es totalmente comprensible que si siempre te has puesto objetivos y los has fallado regularmente, que pases a pensar que eres un vago, o que no podrás cambiar, o que nada de lo que hagas te servirá.

Pero todo eso son mentiras.

No se trata de quién eres, se trata de lo que HACES.

Cuando te comportas como un vago, desarrollas la creencia de que eres un vago, y cuando has establecido esa la creencia, se convierte en un estándar tuyo, algo que aceptas.

Pero si empiezas a dar pequeños pasos y dejas de actuar como un vago, te demostrarás a ti mismo que no lo eres, y empezarás a creer que eres capaz, que puedes cumplir objetivos, que tienes el control, y eso te ayudará a tomar más y más acción.

Eres lo que haces.

Cambia las acciones que haces regularmente, es decir, tus hábitos, y cambiarán tus creencias.

Compórtate como la persona que quieres ser y te convertirás en ella.

En muchos otros sitios verás que te recomiendan empezar por pensar diferente. Pero te has tirado pensando toda tu vida y no ha funcionado, ¿no? Vamos a probar otra solución ahora. Abandonar tanto pensamiento, tomar más acción imperfecta y pensar después para aprender y seguir adelante. Y entonces cambiará tu forma de pensar porque no tendrás más remedio.

Si dejas de pensar tanto eres capaz de conseguir todos tus objetivos, de verdad, eres capaz de mucho más de lo que crees ahora. Has estado sedado, empequeñecido por la comodidad y el confort.

Ya es momento de despertar y tomar el control. De tener ambición y levantarte cada día con las ganas de hacer un paso más hacia adelante sin importar las dificultades que vengan.

 

La solución

Implementar un sistema que te haga la vida fácil y te ayude a avanzar hacia tus objetivos de forma automática. Un sistema que te recuerde lo importante y te mantenga en el camino que tú mismo te has marcado y que te ayude a recuperarlo cuando te pierdas.

Un profesional hace la vida de su yo futuro FÁCIL.

Con el sistema en marcha, todo lo que tú puedes controlar estará garantizado y conseguir tus objetivos será cuestión de tiempo. Será inevitable.

Este sistema es un sistema de hábitos.

Tus hábitos son como subirte a un vuelo. Ellos te llevan en el día a día, marcan tu dirección porque el 90% del tiempo actúas siguiendo tus hábitos. Por mucho que quieras ir a Nueva York, si te subes al vuelo de Beijing, terminarás en China. Por muchos deseos y objetivos que tengas, si tus hábitos van en la dirección contraria, nunca vas a llegar.

Tienes que alinear tus hábitos con lo que quieres. Pero primero tienes que saber qué quieres también 😉 No es un paso trivial. Eliges qué quieres, determinas qué tienes que hacer cada día para conseguirlo e implementas el sistema de hábitos que te ayude a recorrer ese camino de manera automática.

Somos seres muy falibles. Somos muy tontos y nuestra memoria, muy limitada. Nos desviamos fácilmente de nuestros propios propósitos, por muy importantes que sean.

No podemos depender de que seremos constantes por arte de magia, ni de la motivación, ni de sentirnos con ganas, o de que nuestras circunstancias estén en perfectas condiciones.

Tenemos que confiar en el sistema porque es lo que seguiremos incluso en los peores días.

El sistema va sobre lo que hablamos al principio: práctica deliberada. (Prepararte – ejecutar – revisar)

El sistema de hábitos te ayudará a:

  • Recordar regularmente tus objetivos, tu por qué, lo que es importante para ti. Así nunca los perderás de vista.
  • Ir de lo macro a lo micro. De tu visión, a tus objetivos a largo plazo, a tus objetivos a corto plazo, a tus hábitos.
  • Tener claro lo que tienes que hacer cada uno de tus días.
  • Prevenir obstáculos e imprevistos.
  • Dejar margen de error. Apuntamos por encima del objetivo para darle al objetivo.
  • Revisar a diario para evitar autoengañarnos, tomar responsabilidad de nuestras acciones y reconducir el camino cuando nos desviemos (que va a suceder).
  • Que nos mantenga en un estado mental y físico óptimos para rendir.
  • Que nos ayude a descansar para que el propio sistema sea sostenible.
  • Que nos ayude a estar satisfechos de quienes somos y de lo que hacemos cada día. La felicidad no tiene que esperar a nada ni a conseguir ningún objetivo concreto.

 

El planificador de productividad de Pokermind

Todo este sistema lo he encapsulado en el Planificador de Productividad de Pokermind.

Es el planificador que creé para el Reto de Disciplina después de estudiar los 11 planificadores más vendidos del mundo y de utilizar varios de ellos.

Entre ellos:

  • 5-minute journal
  • Full Focus Planner
  • Passion Planner
  • The Freedom Journal
  • Panda Planner
  • Mastery Journal
  • Morning Sidekick
  • Self Journal
  • Kokuyo Jibun-Techo
  • Productivity Planner
  • Nomatic planner

Muchos de estos planificadores son best-sellers, pero al utilizarlos siempre terminaba volviendo a mi libreta.

Cada uno tiene sus fortalezas y su objetivo concreto, pero todos pecan en algo. Ninguno es un sistema integral, que se preocupe tanto de la productividad como de la mentalidad y del bienestar. Quería algo más completo.

Pensé que era un mercado mejorable y me propuse construir un sistema definitivo.

El Planificador de Productividad de Pokermind es el mejor planificador del mercado. No tengo lugar a dudas.

Resuelve las debilidades del resto de planificadores sin añadir más complejidad. Un sistema efectivo no debe sacar mucho tiempo al día, tiene que ayudar y sumar productividad, no restar tiempo. Y combina lecciones del mundo de la productividad y de la psicología cognitiva para ayudarte a ser más productivo pero también más feliz y satisfecho.

La única diferencia con el resto de planificadores que he mencionado es que es online, no físico.

*Me encantaría poder publicarlo, pero no puedo actualmente. Objetivo fallado del 2019. Aunque para algunos seguro que es una virtud tenerlo online en vez de físico. También me encantaría implementarlo dentro de la app de Pokermind. Mucho camino queda 😉

Como dije, está disponible para participantes del Reto de Disciplina pero ahora también lo puedes obtener individualmente como producto de Pokermind.

Sin duda te aconsejo hacer el reto, a todos los jugadores, pero el planificador es un buen punto inicial si no te lo puedes permitir.

Y como soy un loco y siempre estoy pensando en cómo ofrecer el máximo valor, con el Planificador de Productividad del 2020 también recibirás:

  1. Vídeos explicativos del propio planificador para que no te quede ninguna duda y poder sacarle el máximo partido.
  2. Un descuento de 50€ para hacer el Reto de Disciplina.
  3. El nuevo ebook de Pokermind, «Crush 2020», con los siguientes capítulos:

Módulo 1: Revisión del 2019

        • Este mismo artículo. El punto A.

Módulo 2: Planificación del 2020 y poner el sistema en marcha.

        • Cómo aprender de los errores.
        • Por qué es OBLIGATORIO tener objetivos.
        • Visión y identidad: El punto B.
        • Cómo determinar los objetivos más importantes de tu vida.
        • Cómo traducir los objetivos en acciones y hábitos.
        • Crear el plan de acción y aplicar el sistema con el planificador.

Módulo 3: Últimos pensamientos

        • Cómo liberarse de la necesidad de resultados.
        • Introducción al Reto de Disciplina.

Básicamente, este nuevo ebook te enseñará el sistema de hábitos que hará que tu éxito sea inevitable. Pero no hábitos cualquiera, sino los que más te van a acercar a la vida que quieres y a la persona que quieres ser. Y todo soportado por el Planificador de Productividad de Pokermind.

Todo esto por solo 19€. Haz click aquí ahora para adquirir el pack.

Planificador para el 2020, tutoriales, descuento de 50€ para el Reto de Disciplina y el ebook «Crush 2020».

No hay ni que pensarlo.

Una inversión de 5 céntimos al día que va a mejorar tu 2020. ¿Cuánto EV tiene esto?

Prepárate para crushear el 2020.

Los beneficios que obtendrás al utilizar el planificador de manera consistente:

  • Tendrás claro qué hacer cada día.
  • Harás el éxito inevitable si sigues el sistema.
  • Conseguirás tus objetivos más rápidamente.
  • Aprenderás cada día de tus propios errores.
  • Valorarás más todo lo que tienes y no estarás tan enfocado en lo que te falta.
  • Estarás más satisfecho de lo que haces y de quién eres.
  • Mejorarás tus hábitos.

«Okay!!! Quiero que 2020 sea mi mejor año!»

Leave a Reply

Share via
Copy link